Isadora

isadora y romina atticus gallery

Isadora

A principios del siglo XX, los artistas intentaron plasmar el “movimiento” futurista de vanguardia en sus pinturas y esculturas. Isadora Duncan con su estilo personal baila sintonizado con estos artistas, pero con la ventaja de representar el movimiento con su cuerpo. Esta idea surgió en los años 80 con el “bolidismo”, pero esta vez fue un movimiento artístico que se concretó especialmente en torno al diseño.

Isadora es un sillón orejero que explora los clásicos diseños nórdicos de los años 50, pero al mismo tiempo está dentro de esa expresión contenida de movimiento que buscaban tanto los futuristas como los bolidistas. Su perfil puede recordarnos a muchas cosas: la nave “espacila”, las patas de un insecto o incluso las extremidades de un gato a punto de abalanzarse sobre su presa. Como una famosa bailarina, este diseño es pura danza.

Share: